El "11" no se olvida, pero se ve distinto


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Tenia pensado escribir un articulo por el "once", pero recibi una inesperada llamada de Claudette Medina, periodista que conoci hace unos meses, para entrevistarme en el diario El Sur de Concepción. Les copio el repotaje completo.
El escenario es conocido: cercanías de la Universidad de Concepción. Los protagonistas y el panorama también: jóvenes encapuchados premunidos de piedras y algunas bombas molotov. Al otro lado, Carabineros repele los ataques.
Ese fue el panorama previo al 11 de septiembre en la capital de la Octava Región, escenario que se repitió en las cercanías de las principales universidades de Santiago. Pero, pese a la violencia que caracteriza este tipo de actos, el número de adherentes y la fuerza en su discurso ha disminuido considerablemente en relación a las manifestaciones de años y décadas anteriores. No en vano han pasado 32 años desde el 11 de septiembre de 1973. Día en que cambió la historia de Chile.

Así también lo cree Jorge Rojas Hernández, doctor en sociología y jefe del departamento de esa carrera de la Universidad de Concepción, quien a pocos metros de los disturbios, define lo que actualmente ocurre con aquella emblemática fecha. “El 11 debe ser recordado, un país nunca debe olvidarse de su historia porque eso es parte de la terapia y del saneamiento. Esa es la única forma de que no se repita un hecho así”.
El sociólogo fue enfático y dijo que, pese a que los hechos no deben olvidarse ni menos borrarse, no estamos en presencia de un país dividido. “Eso ya está reconocido mundialmente y en ese sentido se avanza a la estabilización porque hay aporte entre las instituciones y hay una oposición que es muy buena que exista”. Por ello cree que son sólo algunos “nostálgicos” los que conmemoran y salen a la calle a expresar sus ideas en torno al “11”. “Son grupos más radicales y marginales, como los pinochetistas por ejemplo. Ahora el chileno es más moderno y quiere que lo escuchen, quiere participar en un nuevo proceso de politización que es muy distinto a lo que existía antes donde todo era más ideologizado”, reflexionó.
Según el docente, en Chile falta discusión sobre lo que ocurrió desde el 11 de septiembre de 1973 hasta el fin del régimen militar. Ello, dijo, aportaría a terminar de una vez con el proceso de transición. “Aún hay una cultura tremenda del ocultamiento, de no discutir, de no poner las cosas sobre la mesa lo cual es peor”.
Entre los hechos que el sociólogo valora como pasos en la vía de la reconciliación está la mesa de diálogo y la actitud de algunos militares como el general Juan Emilio Cheyre “que ha jugado un papel importante porque defendió el hecho de que los militares forman parte de la sociedad”.
En términos de justicia Rojas explicó que, por tarde que parezca, es importante que llegue. “En la época de la dictadura la justicia estuvo inactiva y ahora en democracia tiene la necesidad de religitimarse, por eso ha aprendido a hacerse más cargo de los derechos humanos”.
Por último, y sobre la figura de Pinochet dijo que ya prácticamente no divide y que “es del pasado, incluso se vino abajo, hay muchos que lo defendían que ahora tienen gran decepción y descubrieron las atrocidades de los derechos humanos y de la corrupción bajo su gobierno”.
“Ya no celebramos”
En el pasado quedaron las cenas y conmemoraciones del 11 de septiembre que realizaba el Círculo de Suboficiales (r) del Ejército de Concepción. “Pese a que la historia y el país ha cambiando, yo no me arrepiento del pasado, de nada de lo que ocurrió”. Así de enfático fue el presidente de la entidad, José Sepúlveda Sandoval, quien criticó a las personas, especialmente los políticos, que “reniegan de su pasado y de la figura del general Pinochet”.
A su juicio los tiempos “no están para celebrar”, pero tampoco se trata, dijo de “cambiar los hechos del pasado que son historia y no se puede borrar”. Contó que años atrás los miembros de esta legión (que agrupa a más de mil personas) festejaban y recordaban la figura de Agusto Pinochet y del 11 de septiembre. “Ahora también se hace, pero cada uno lo realiza internamente”.
Consultado sobre la actual situación por la que atraviesa el general (r) dijo que la justicia es la que debe pronunciarse y que no se puede hacer juicios apresurados. “Para nosotros su figura sigue impune y yo le tengo un alto grado de admiración”, enfatizó el militar (r).
“Los jóvenes debemos reconstruir”
El ex presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción y activo líder juvenil Franco Quidel, enfatizó en el rol que deben tener los jóvenes para construir un país justo. “Como jóvenes debemos contribuir a buscar nuevos elementos para revitalizar la política que ha cambiado”, aseguró.
Sobre el 11 propiamente tal señaló que “debe seguir existiendo como fecha y hay que aprender de aquello, de la historia que no se puede borrar”. Quidel dijo que más allá de los colores políticos lo que más lamenta de ese difícil momento fue la quebrantación que hubo “de un proceso democrático”. A su juicio, hay secuelas que hoy todavía se aprecian que van enfocadas a la educación y salud, por ejemplo. Sobre los derechos humanos dijo que recordar el 11 de septiembre no debe remitirse sólo a ese hecho, “hay harto en el tema judicial y es necesario que todos los responsables paguen”. Lo mismo piensa de la figura de Pinochet de quien señaló que sería ideal para el país que él hablara y reconociera “todos los errores que cometió”.
Generación con nuevo espíritu
Vlado Mirosevic fue dirigente secundario en su natal Arica y hoy impulsa un nuevo movimiento universitario bajo el alero de Atina Chile, organización que promueve la participación ciudadana a lo largo del país y que fue fundada por el senador Fernando Flores. El joven dirigente y estudiante de ciencias políticas en la Universidad Central de Santiago dijo que entre las generaciones jóvenes prácticamente no hay divisiones, a diferencia de lo que cree ocurre entre “muchos de nuestros papás y abuelos que vivieron el golpe y muchos de los cuales se sienten frustrados”.
Mirosevic criticó que el Presidente Lagos catalogara como un aporte para la reconciliación del país, el indulto al asesino de Tucapel Jiménez. “Que indulten o rebajen las penas siento que no es una reconciliación de país, sino que es a nivel de cúpulas, o sea ejército y mundo político”. Por ello, cree que la reconciliación nacional aún está pendiente.
El joven dijo que el 11 de septiembre, si bien puede conmemorarse, no debe verse como una “bandera de lucha como lo han visto algunas organizaciones de izquierda, sino como parte de la historia de Chile”. Por último destacó el rol que a su juicio ha tenido el comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, “que ha aportado una mirada progresista con capacidad de liderazgo”.


3 Respuestas a “El "11" no se olvida, pero se ve distinto”

  1. Blogger SimonA 

    si se ve distinto...
    mas libre...

    nos leemos
    buen blogs

  2. Anonymous Pepe Martínez 

    Hola Vlado, el título de tu post me calzó como anillo al dedo, en realidad el 11 no lo olvido pero lo véo distinto. Un abrazo, Pepe.

  3. Blogger IlusionesNecesarias 

    que un sociólogo se permita decir "Ahora el chileno es más moderno y quiere que lo escuchen, quiere participar en un nuevo proceso de politización que es muy distinto a lo que existía antes donde todo era más ideologizado” nos remite a pensar en la verdadera importancia de la sociología en tanto autoproclamada ciencia social. (ver debate bricmont-debrays)

Déjame un Comentario

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


  • Vlado Mirosevic
  • Santiago Centro, Santiago, Chile
  • 18 años, actual Estudiante de Ciencias Politicas U. Central, fue Presidente Federacion de Estudiantes Secundarios de Arica y Parinacota, Director Fundacion Mercator Arica y fundador Movimiento Ciudadano AtinaChile!
  • Baja mi Curriculum
========================

Adhiero a

Previous posts

Meses Anteriores